Cómo practicar branding con éxito sin fracasar en el intento

Cómo practicar branding con éxito sin fracasar en el intento

Una vez que entendemos qué es el branding, nos toca entrar en la parte práctica del asunto, lugar donde todos suelen fallar. Practicar branding no es nada sencillo, aunque lo parezca en la práctica y se antoje fácil al estudiarlo. La verdad es que sabemos que muchos intentáis diferenciaros con escasos resultados, por lo que aquí os traemos las claves del branding.

Empieza por establecer una coherencia entre logo, nombre y actividad

Intenta unir todos los cabos de tu negocio para que el consumidor entienda tu marca, entienda lo que quieres transmitirle. Todo debe bailar a un mismo tempo, por tanto, no hagas el logo de un color, la página web de otro y la actividad de la empresa (o el producto que vende) no tenga que ver con el color.

Es obvio que cada elemento de la marca debe tener una coherencia mínima, además de combinar correctamente un color con otro. Si todas las marcas de tecnología abogan por los grises, negros, blancos ¿Por qué no presentarte como una marca colorida, animada y divertida? Te Recomendamos leer acerca de Cinco Claves que Necesitas para crear un Logo con Èxito 

Construye una personalidad

Según mi experiencia, la empresa funciona y ejerce su función según sea la personalidad del jefe del cotarro. Es decir, si el presidente o jefe es alguien irresponsable o descuidado, la marca lo será con sus clientes, ya que éste no prestará mucha más atención de la debida siempre que gane su dinero mensual.

Sin embargo, si somos creativos, ingeniosos, innovadores o responsables, ofreceremos una marca que actúe con diligencia, trate bien a sus clientes, cree nuevos productos interesantes, marque tendencia, etc.

La personalidad de quien construye la marca es fundamental, por lo que estaría bien que plasmaras tu personalidad en la marca, o que creases una marca con personalidad propia, ajena del presidente y de su forma de ser.

Comunícate con mimo y deferencia

Comunicarse con los clientes de forma óptima es esencial a día de hoy, ya que cualquier consumidor consulta qué tal es la marca antes de comprar un producto. Intenta tener un buen rating social, bienvenido al mundo de las apariencias, donde lo más importante son dos opiniones de dos usuarios sin rostro, antes que conocer el verdadero funcionamiento de la empresa.

Cuida bien a tus clientes, ofréceles soluciones, preguntales si puedes mejorar en algo, comunícate con todos mediante las redes sociales, haz campañas que muestren el lado ético y humano de la marca, practica estrategias de marketing que ayuden a darle visibilidad a la empresa, etc.

Sinceridad ante todo

Si demuestras ser una marca mentirosa, nadie confiará en ti. Hoy en día, es muy fácil pillar a un mentiroso en internet, tu marca no será menos, y cuando sea descubierta, la rabia de Facebook, Instagram y Twitter (sobretodo esta ultima) caerá sobre ti. Además, es otro modo de diferenciación: ser una marca transparente, honesta y sin trucos. Así hizo Yoigo, la famosa empresa de telecomunicaciones y le fue muy bien.

Por último, más vale prevenir que curar en este aspecto porque es muy difícil remontar el vuelo después de que te lapiden como empresa mentirosa.

Mira hacia adelante

Emprende este proyecto con miras a expandirte y a conseguir llegar más y más lejos, no crees una empresa para que actúe de forma local. Con esto quiero decir, que el branding te ofrece la posibilidad de diferenciarte de la competencia, no sólo local, sino mundial, aprovechala porque es una herramienta que usan todos los gigantes y te tendrás que pelear con ellos, te lo aseguro.

Dicho esto ¿Te han servido los consejos? ¿Los aplicarás en tu empresa?